. Emprendiendo por necesidad

Emprendiendo por necesidad

emprendiendoEmpecé emprendiendo porque necesitaba pagar mi educación. Luego seguí porque necesitaba un ingreso para pagar la renta, los servicios básicos y tener una forma de cómo subsistir. A medida que fue pasando el tiempo el negocio con el que inicie fue cada vez menos rentable, hasta que llegó un momento que ya no tenía más ingresos. Hubo varios factores que condicionaron el estado de mi negocio, uno de ellos fue la mala administración y no delegar tareas. Muchos emprendedores iniciamos por necesidad, sin ninguna preparación educativa para hacerlo. El sistema educativo no nos prepara para emprender, sino a ser buenos empleados. Poco a poco aprendí lo necesario para convertirme en un emprendedor y cómo mi idea de negocio podría llegar a tener éxito. En el transcurso del tiempo nos damos cuenta que: “no se pierde, sólo se aprende”.

Actualmente, estoy trabajando en mi tercer negocio. Con el cual siento que he llegado a tener éxito, pero aún me falta mucho por aprender. He aprendido como mantenerlo a flote, pero había cosas que no sabía cómo realizarlas. Hay muchos puntos que consideró importantes en el transcurso del camino como emprendedor, los pequeños logros que nos acercan a la meta; como quien dice: “cada escalón me lleva hasta la cima del éxito”. Cuando pasa el tiempo no nos damos cuenta de los pequeños logros, ya que son imperceptibles en el momento, pero cuando damos un vistazo hacia atrás vemos que hemos crecido como emprendedores. Junior o novatos, hay muchas cosas que deberíamos de saber antes de emprender, es por eso que les quiero compartir mi experiencia como emprendedor.

Considero que existen cinco puntos fundamentales que todo emprendedor debe saber para iniciar un proyecto:

1. Crear un plan de negocios. En mi opinión, es el punto de mayor importancia, ya que es la base de la idea de negocio. Se resume en las siguientes preguntas: ¿Quiénes somos? (como empresa), ¿Qué producto se venderá o qué servicio se ofrecerá?, ¿Qué se espera del negocio? ¿En cuánto tiempo se obtendrá el retorno de la inversión? ¿Cuál es el nicho de mercado? ¿Cuántas personas trabajarán en la empresa? ¿Qué se necesita para iniciar el negocio? ¿Es necesario un local? ¿Qué se puede hacer en un futuro? ¿Cuál será el precio del producto o servicio? ¿Necesito un salario? El libro “Pequeño Cerdo Capitalista” habla sobre la administración de nuestros ingresos, se los recomiendo. Todo eso es parte de un plan de negocio básico.

2. No trabaje solo. Hubo un momento en mi vida en el que proveía servicios de informática. Trabajaba muchas horas y ganaba muy bien, pero no tenía tiempo para mí. No dormía bien, no comía y cuando comía lo hacía a cualquier hora. Con el paso del tiempo no pude cumplir con todas las tareas que los clientes esperaban que realizara. Razón por la cual el negocio fracasó, no porque no fuera rentable sino, porque daba un mal servicio. Muchas veces pensamos que la mejor forma de hacer un trabajo es haciéndolo uno mismo, no delegamos y no creemos en las demás personas. Pensamos que el servicio que nosotros brindamos es bueno y que nadie lo haría mejor que uno mismo. Esto se debe a la falta de un proceso para brindar un buen servicio, cuando se implementa un proceso es mucho más fácil dar un servicio de calidad. Como líderes y emprendedores se tiene que delegar actividades, no todas las tareas las puede ejecutar usted mismo. En las grandes empresas, siempre hay alguien que dirige. Tal como dijo Andrew Carnegie: ‘uno de los secretos del éxito empresarial no consiste en hacer uno mismo el trabajo, sino en reconocer al hombre apropiado para hacerlo’.

3. Aprender a vender. Cuando uno no sabe vender su propio producto, servicio o a usted mismo como la persona ideal para el trabajo, está destinado al fracaso. Como empresario o emprendedor, es importante saber vender. Las personas más exitosas saben vender y no es coincidencia, muchos ya nacen con ese don, otros tienen que aprender. Hay muchas formas de vender, existen muchas tácticas, muchos libros y muchos grandes vendedores de los cuales podemos aprender, tales como: Chris Gardner, Jurgen Klaric y Steve Jobs.

Todo mundo recuerda a Steve Jobs, todos piensan que él era programador y que sabía mucho de electrónica. En realidad, él no era nada de eso, fue un gran vendedor. El encontró a su socio –Steve Wozniak– con un producto tan increíble que ni su mismo creador sabía lo que tenía en sus manos .Cuando Steve Jobs lo vio dijo whou y vio la oportunidad para cambiar el mundo y desde ese momento comenzamos a percibir las computadoras de otra manera. No fue gracias a su creador, sino a su vendedor. Aprenda a vender y venderse con su producto.

4. ¿Es necesario tener un local? Hace 2 años inicie un negocio que consistía en vender comida a domicilio. Al pasar el tiempo me di cuenta que era necesario tener un local, pero la ganancia de los pedidos no era suficiente para cubrir los gastos. La necesidad de un local depende mucho del rubro. Empresas como Google, Microsoft, Mattel y Apple empezaron en un garaje. Si se dedica a vender un servicio, por ejemplo: limpieza de oficina o de desarrollar aplicaciones, no es necesario tener una oficina para vender su servicio a corto, mediano o largo plazo. Como emprendedor su logro principal es hacer que su empresa crezca y el local no sería una prioridad en ese momento, por lo que podría esperar hasta tener fondos suficientes para tener uno.

5. No escuche las críticas de las personas que no han construido nada. Ser emprendedor es difícil, la mayoría de empresas que prefieren comprarles a otras empresas sólidas y de prestigio y no a un amateur. Según avanza el tiempo y el negocio no crece como se espera, el emprendedor tiende a desanimarse. También, desaniman las críticas de amigos, familiares y conocidos. A pesar de que invierta mucho tiempo, energía y dinero, toma tiempo que el negocio crezca. Actualmente vivimos en una época en la que todo pasa rápido, queremos todo en el momento. Muchas de las personas que nos critican les ha tomado de 10 a 20 años poder tener el status que tienen (su zona de confort), pero nos señalan porque en 1 o 2 años no hemos podido llegar a cumplir nuestras metas. Aprenda a escuchar la crítica de las personas que realmente han construido algo que han emprendido, personas que le puedan dar un consejo constructivo, no deje que le arrebaten sus sueños. Muchos dirán que no podrá lograrlo, tal vez, porque ellos no han podido llegar donde quieren. Eso no significa que usted no pueda, aunque no esté listo, significa que ellos no pudieron aprender a manejar el entorno y a escuchar a las personas correctas. No se desanime, es una carrera larga, si fuera corta todo mundo lo lograría. Sólo las personas que se esfuerzan llegan a alcanzar sus metas. Mi madre siempre me decía: “a palabras necias, oídos sordos”.

No espere estar en su zona de confort para invertir en un negocio. Tampoco espere a estar listo en procesos, ventas o finanzas; todo eso se aprende en el camino. Con mucha dedicación podrá convertirse en un agente de cambio. Comparta sus experiencias con sus colaboradores. No sea jefe, sea líder. No solo delegue tareas, enseñe lo que sabe y tenga paciencia,espero que les sea útil mi historia de vida como emprendedor…